martes, 2 de febrero de 2010

TORO


"Toro" es el nombre con el que NTGS, una de las firmas candidatas a hacerse con el contrato del VBR, ha bautizado su vehículo. Ahora que el equipo de evaluación va a comenzar la ronda de visitas, leemos en Infodefensa que el primer prototipo del Toro se encuentra al 80% de su proceso de construcción y que podría presentarse en verano.

Las características teóricas del vehículo no dejan de sorprendernos, pues le situarían a la par o incluso muy por delante de los mejores 8x8 existentes en la actualidad: sistema de propulsión híbrido diésel-electrico de tipo serie, nivel de protección 4A/4B frente a minas y frente a IED's de 150kg de TNT a 5m con un peso de sólo 19Tm y una capacidad de paso de zanjas de 2,8 metros -siempre según el fabricante-, su precio rondaría los 1,5 millones de euros. Significativamente inferior al de sus competidores.

En algunos aspectos nos recuerda al cancelado SEP sueco. Al igual que éste, emplearía dos motores diésel iguales para alimentar al generador eléctrico; configuración que demostró notables ahorros de peso y ganancia de volumen útil al eliminar todos los elementos mecánicos del sistema motriz.

Aunque no tan conocida como GDSBS, Indra o Expal, NTGS es una pequeña empresa especializada en Ingeniería que lleva tiempo trabajando para las FAS, desarrollando sobre todo trabajos y proyectos de I+D, incluidos algunos relacionados con el FSCT. No dudamos de su capacidad y creemos posible que con el uso de herramientas punteras de diseño (CAD/CAM...) y utilizando elementos COTS se puediese llegar a desarrollar un vehículo puntero. Los sistemas de propulsión híbridos son el futuro y tienen un grado de madurez notable (el cancelado FCS del US ARMY contaba con dicho sistema de propulsión), con las baterías quizá como el eslabón mas débil. Sin embargo, es difícil que con los plazos en los que se mueve el programa del VBR el vehículo pudiera tener la madurez suficiente para ser entregado con garantías en las fechas establecidas. Recordemos los tiempos de desarrollo que han tenido, por ejemplo, el Boxer o el Freccia, con un nivel de riesgo tecnológico inferior a éste. Como la experiencia se ha encargado de demostrar en numerosas ocasiones, el comportamiento real de los vehículos dista mucho de l supuesto en los diseños y simulaciones.

El desarrollo y utilización de estos blindados genera algunas dudas, desde las tecnológicas ( Hagglunds acabó recurriendo a Ricardo PLC para la propulsión) hasta las logísticas (recomendamos leer este articulo al respecto). Con la mente puesta en una entrada en servicio tan rápida y para un entorno tan exigente como el actual despliegue de Afganistán, es complicado que nadie asuma el riesgo. Tal vez si este proyecto se hubiera lanzado hace 3 o 4 años se podría demostrar hoy si el Toro es bravo o manso...

Y por último, pero no menos importante, tan crítico es el diseño y evaluación del vehículo, como la fabricación del mismo, proceso en el que últimamente hemos sufrido alguna experiencia un tanto traumática.

Por otro lado, en la web de NTGS podemos ver también su apuesta para la RCWS, la torre Cazadora.


9 comentarios:

Anónimo dijo...

Será un vehículo muy avanzado (sobre el papel), pero a la simple observación de la figura, el puesto de conducción es una chapuza. Si lo observamos detenidamente podemos ver que los periscopios laterales se ven seriamente limitados por la forma del glacis (evidentemente el "diseñador" desconoce que sirven para algo -que se lo digan a los conductores cuando hacen un giro con la escotilla cerrada- y no es un elemento de "atrezzo"). Si diseñan un vehículo sin el adecuado asesoramiento, de alguien que lo emplea y tiene experiencia práctica con materiales similares, están abocados al fracaso.

TRUBIA dijo...

El puesto de conducción nos preocuparía mucho menos (porque es mas facil modificarlo) que por ejemplo el recorrido que parece tener la suspensión en los diseños y esos spoilers enormes en los pasos de rueda..esa imagen sorteando un obstaculo vertical nos gustaría mucho verla en vivo...

Anónimo dijo...

No le veo mucho sentido a desarrollar un afuste teleoperado para armas ligeras cuando para muchos otros componentes del vehículo se afirma emplear material COTS y, en este caso, existe ya la RCWS diseñada por Tecnobit, que dota nuestros MRAPS.

Anónimo dijo...

Y perdón por el exceso de acrónimos. Para lectores menos pedantes que el que suscribe:

COTS: Commercial Off The Shelf (material ya probado, comercial).
RCWS: Remote Controlled Weapon Station (afuste de armas teleoperado).
MRAP: Mine Resistant Ambush Protected (los RG-31, en nuestro caso).

Anónimo dijo...

Tiene pinta de ser una campaña de marketing. Habla muy por encima del vehiculo, fotos muy pequeñas y parece que prometen el oro y el moro. Diseño futurista y poco mas. Ademas todavia el vehiculo no esta ni montado, ni probado en campo (si esta al 80% le pueden faltar demasiada piezas)... vaya me gustaria que empresas como URO y otras que fabrican maquinaria pesada realmente se tomaran el tema en serio.
Si al final es verdad me alegro que alguien al menos intente hacer algo nuevo (aunque tenga defectos)

Felix dijo...

Esta empresa en un fraude. para empezar, el edificio que ponene en la foto como su oficina, tiene el nombre de la empresa fotochopeado. El real está junto a una pescadería en un polígono cutre (cuandoo he buscado la calle no he encontrado la empresa).

El diseño es de coña y no sólo en este caso. El submarino no tripulado ha evolucionado en colchoneta con motor...

Todo esto apesta. Empezando porque van a fabricar por la mitad o un tercio de lo que cuesta un vehículo de verdad uno con muchas mejores prestaciones y protección con un tercio del peso.

¿Es una broma pesada?

Anónimo dijo...

La empresa, según su web, trabaja con la DGAM dentro del programa FSCT desde 2005: sistema de conducción por visión indirecta.

Anónimo dijo...

Según su web dnde todoes falso, empezandoporla dirección , la foto del edificio...

Anónimo dijo...

No existe físicamente el vehículo que se presenta en este video (ni este ni ningún otro ya que jamás han desarrollado un vehículo), es una animación realizada por ordenador, y ni siquiera es buena.

Lo único bueno del tema Toro 8X8 es que el proyecto hubiera sido realizado por una empresa española, lo demás es un conjunto de buenas intenciones y cantos al sol en requisitos por cumplir, cierto es que en esta vida todo se puede lograr poniendo dinerito.

Pero demos gracias a Dios de que esta empresa no haya podido lograr colarnos el timo de la estampita y principalmente también gracias a esos magníficos profesionales de la dirección del programa ejército por no dejarse engañar con jueguecitos de ordenador.

En conclusión se lo agradecerán nuestros soldados y su seguridad en el cumplimiento de las misiones que tengan encomendadas y lo agradeceremos todos ya que cualquiera de estos soldados puede formar parte de nuestras familias y seres queridos.

Lo verdaderamente cierto es que a la empresa Toro, unión de NTGS y EVERIS, se le ha visto el plumero de los dibujitos por ordenador, eran todo grandes ideas de negocio y nula tecnología de base, gran empresa que se deja intencionadamente engañar por otra de poco calado, para juntas con alguna ayudita del estado o comunidad autónoma hacerse un buen negocio.