martes, 23 de octubre de 2007

DEJAD QUE LOS NIÑOS....










A veces, como en este caso, las imagenes hablan por si solas, aunque nosotros no podemos evitar hacer algunas reflexiones al respecto.

Las fotografías fueron tomadas en el madrileño Paseo de Recoletos el pasado 12 de Octubre, durante el Desfile de la fiesta de la Hispanidad y una vez finalizado éste, mientras las unidades esperaban para embarcar.

A veces, tenemos la sensación de que no siempre se hacen todos los esfuerzos posibles para fomentar la relación entre nuestras FAS y la ciudadanía. Basta con acudir a cualquier desfile o jornada de puertas abiertas para ver cómo pequeños y mayores llenan las bases y cuarteles para hacerse una idea de la acojida que tienen estos actos. Nos preguntamos, por ejemplo, por qué no se organizan más actos de este tipo, por qué no se potencian más los Museos Militares como lugar de encuentro entre las FAS y el Pueblo. La verdad es que sentimos mucha envidia de paises vecinos, desde Portugal hasta Holanda, al comparar esa famosa 'Cultura de Defensa' existente en uno y otro lado.


Desde Museos Militares atractivos, amenos e interactivos, a exhibiciones periódicas de vehículos blindados o de ingenieros, exposiciones de uniformes, concentraciones históricas con presencia 'moderna'..... muchas son las opciones y posibilidades. En los ultimos años algo se ha avanzado al respecto, en parte por iniciativa particular (por ejemplo expohistórica) o iniciativa de las FAS, como Aire 06, pero aún asi 'diversos' factores -que nunca son la asistencia- dificultan su continuidad en el tiempo.


Y es que desde hace tiempo, esta Asociación (y otras Asociaciones amigas) persiguen que se creen unos Museos Militares acordes a la historia e importancia que han tenido nuestras FAS, que no olvidemos, también es parte de la historia de España. Que esos Museos sean un nexo de unión civico-militar al igual que ocurre en aquellos países en los que tanto nos miramos para otras cosas.


Y dentro de estos Museos, uno de los grandes olvidados es el Museo de Medios Pesados o como quiera llamársele. Ese Museo que agrupe esas piezas dispersas -únicas en algunos casos- de nuestra Historia militar del siglo XIX y XX, y mantenidas con el esfuerzo personal de las Unidades. Vehículos blindados, logísticos, de ingenieros, artilleria, , helicópteros, armamento, comunicaciones... todas esas piezas que -está demostrado- atraen la curiosidad e interés de la gente y que en la actualidad no son fácilmente visitables, ni están conservadas como deberían pues sus unidades depositarias no disponen ni de los medios económicos ni humanos, sin olvidar que su misión es evidentemente otra.

Nos consta que desde el estamento militar se está haciendo un esfuerzo. Sólo falta que las instituciones civiles les respalden. Como decíamos al principio, las imágenes hablan por si solas...