domingo, 23 de septiembre de 2007

HACE 70 AÑOS...EL CARRO DE COMBATE DE INFANTERÍA TIPO 1937

A mediados de septiembre de 1937 el Ejército nacional formalizaba su interés en disponer de un carro de combate de fabricación autóctona al firmar un contrato con la Sociedad Española de Construcción Naval (SECN). La primera serie de vehículos sería de 30 ejemplares.
Dotado con un motor MAN de 100 Hp y armado con cañón automático Breda de 20 mm y dos ametralladoras de 7,92 mm, el único prototipo construido superó todas las pruebas cinemáticas a las que fue sometido. La mala calidad en las planchas de acero al Cr-Ni de su blindaje abortaron la posibilidad de fabricarlo en serie al no garantizar la protección de la tripulación frente a impactos de calibre 7,92 mm.
Poco tiempo después, la SECN instaló en el bastidor del carro Tipo 1937 un cañón contracarro de 45 mm que no logró despertar el interés del Ejército. Con diversas modificaciones en el tren de rodaje y con un nuevo motor de 80 Hp fue transformado en tractor de artillería, sometiéndosele a diversas pruebas en la Escuela Central de Tiro de Carabanchel con esperanzadores resultados, aunque nunca llegó a alcanzar la fase de producción. Afortunadamente, se conserva en la Academia de Infantería de Toledo.